CIRUGIA UROLOGICA

Una vez el Urólogo realiza la consulta y define la conducta quirúrgica informa al paciente la necesidad del procedimiento y en qué consiste el mismo y si el paciente acepta el procedimiento genera las órdenes respectivas, si el paciente no acepta la cirugía se deja el registro en la historia clínica.
Al final de la consulta la auxiliar de admisiones le entregan al paciente las órdenes generadas por el especialista que incluye: orden para la cirugía, solicitud de laboratorios, ayudas diagnosticas prequirúrgicas si se requieren, solicitud de valoración por anestesia y otros como reserva de sangre o UCI cuando sea del caso. La auxiliar de admisiones da las indicaciones del trámite que debe seguir con las órdenes dependiendo del modelo de atención de la EAPB.
Una vez el paciente tiene los resultados de las ayudas diagnósticas, la valoración pre anestésica y la autorización para la cirugía radica su historia clínica con la asistente administrativa encargada de la programación de cirugías. Para la programación de cirugías se tiene en cuenta aspectos como: prioridad quirúrgica según criterio médico, si cuenta con la valoración de anestesia, antigüedad de la radicación de la historia completa, complejidad de la cirugía, requerimiento de urólogo ayudante y franjas quirúrgicas disponibles.
Una vez se programa la fecha de la cirugía se le informa al paciente y se cita para entregarle las recomendaciones previas a la cirugía, para recibir el consentimiento informado debidamente diligenciado, para verificar que los exámenes estén vigentes y que se cuente con la reserva de sangre y UCI en los casos requeridos. Se le entrega al paciente la carta que debe presentar en el quirófano y la hora en la cual debe presentarse y se informa el tope máximo a pagar como copago. Un día antes la asistente administrativa encargada de la programación de cirugías llama al paciente para confirmar la cirugía, le recuerda las recomendaciones y pregunta sobre su estado de salud. Si el paciente presenta inconvenientes de tipo personal o de salud, se cancela la cirugía.
Igualmente, la asistente administrativa encargada de la programación de cirugías confirma con los urólogos y con el quirófano las cirugías del día siguiente. Si el paciente requiere hospitalizarse el día anterior a la cirugía, esto debe estar indicado por el médico especialista tratante y debe estar justificado en la Historia Clínica. Una vez el paciente ingrese al quirófano, la auxiliar de enfermería lo recibe, verifica las condiciones de ingreso y lo traslada a la sala de cirugía asignada, las auxiliares de dicha sala lo llevan a la mesa de cirugía, lo monitorizan e inician las actividades de acuerdo a los protocolos de enfermería en salas de cirugía; Se inicia el proceso de anestesia aplicando los medicamentos y registrando en la historia clínica, el urólogo realiza el procedimiento quirúrgico de acuerdo a su especialidad, registrando todo en la historia clínica y en los formatos de descripción quirúrgica y diligencia las ordenes médicas, de procedimientos que sean necesarias, al igual que la incapacidad en caso de cirugía ambulatoria. Luego se termina el proceso de anestesia y el paciente es llevado a sala de recuperación o a UCI de ser necesario y posteriormente a hospitalización o a casa según sea hospitalaria o ambulatoria la cirugía.